Defensas Infranqueables

Sistema inmune, querido sistema inmune. Cuánto te debemos y qué poco se te presta atención.

Todos tenemos la necesidad de que la policía, el ejército… sea fuerte y eficiente pero a tí, nuestros soldados, nadie te presta suficiente atención.

La debilidad del sistema inmune es el preámbulo a muchísimas enfermedades. Si te pregunto qué es lo último que hiciste por tu sistema inmune, ¿qué me dirías?

Esto lo pregunto mucho en consulta cuando veo pacientes inmunodeprimidos. En castellano, si sistema inmune está a verlas venir. No sabe ni por dónde le viene el aire.

El 90% de la respuesta a la pregunta por los pacientes, ya te imaginarás qué me dicen.

El sistema inmune necesita muchísimos nutrientes (vitamina D, vitamina A, vitamina C, selenio, zinc, hierro, proteínas…) y por supuesto energía.

¿Alguna vez te has preguntado por qué nos da fiebre por la tarde/noche y no por la mañana? No es casualidad. El sistema inmune trabaja por la noche, hormonas como la melatonina o la hormona de crecimiento están metidas en el ajo. La fiebre es un mecanismo de defensa ante los intrusos.

Cuando tenemos épocas de mucho estrés, casualmente nos salen calenturas, herpes, aftas, infecciones recurrentes… El estrés nos inmunodepreme y por tanto virus y otros microorganismos campan a sus anchas. No hay ejército que les plante cara.

El problema no es que tengas invasores, el problema es que no tengas buenos soldados para pelear.

Crea un ejército espartano. ¡Estás a un solo CLICK DE CONSEGUIRLO!

× ¿Cómo puedo ayudarte?